miércoles, 9 de mayo de 2012

Mimos

Me levanté con resaca y fui directo al baño a vomitar los restos de alcohol que me llevé a dormir. Vomité, sí... ¿Hace cuanto no lo hacía? No sé. Me sequé los ojos y ahí en el espejo vos me saludaste. Me sorprendí, te soy sincero, me sorprendí bastante pero era obvio que este encuentro se iba a dar. Tu pelo, tu cara, tus gestos cambiaban todo el tiempo. Te reíste, me reí y me acariciaste.
Te dije algo que no me acuerdo bien que era, pero te vuelvo a ser sincero: cada día me gustás más y más.
Me quedé mirándote un rato hasta que tu cara se desfiguró por completo y te convertiste en una versión fantasmagórica de lo que somos. Me asusté y corrí por toda la casa mientras de alguna forma tenía la visión de verte salir del espejo para venir a buscarme y molerme los huesos a golpes. Me escondí en el ropero de mamá mientras te escuchaba merodear por toda la casa. Agarraste el bate de baseball que papá nos regaló cuando eramos chicos y lo arrastraste para que acompañara a tus pasos como si fuera una guadaña sonando contra el piso. Me escuchaste respirar, abriste las puertas y diste el primer golpe.
Dolió, te soy sincero, dolió pero no tanto como esperaba. No me pude mover más pero no podía dejar de ver tu cara furiosa acompañando los golpes que me dabas.
Junté fuerzas y te grité para que dejes de golpearme. Me miraste, sonreíste y me diste un beso en la frente manchándote los labios con nuestra sangre. Fui cerrando mis ojos, me desperté borracho y bastante confundido. Me levanté con resaca y fui directo al baño a vomitar los restos de alcohol que me llevé a dormir...

13 comentarios:

  1. ahhhhhh me encantó mome <3
    me hizo acordar a La continuidad de los parques de Cortázar.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me llena el pecho de orgullo que te recuerde ese texto.
      Gracias por venir a leerme, yo también te quiero Vicky.

      Eliminar
  2. che, súper interesante tu blog. E íntimo.

    ResponderEliminar
  3. Sé leer, no sé si bien o mal… y me encantó este texto.
    Besos, mi querido Matt.

    ResponderEliminar
  4. De casualidad llegué a tu blog y leí esta entrada, es increíble!
    Te sigo, saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. Bien, papá. Sin proponértelo, sugerís el riesgo del cuento infinito. La pesadilla podría volver a empezar y reciclarse interminablemente.

    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. No se cómo caí acá, pero se nota que te gusta Cortázar. Muy bueno, me gustó!! Saludos

    ResponderEliminar
  7. La verdad, GENIAL... iba a decir lo mismo sobre La continuidad de los parques.

    ResponderEliminar
  8. A mí me llevó un poco a Cavar un foso de Bioy Casares. Lo que convierte a lo que escribís en algo bueno es esto de que a cada uno le llegue según el mambo que tiene en la cabeza.

    ResponderEliminar
  9. Amo cada una de tus entradas.

    ResponderEliminar

Alguna sugerencia, puteada o halago es bienvenida !